Blogging tips

jueves, 17 de abril de 2014

Pascua: huevos duros y fritos con esparragos trigueros


Semana Santa de Sevilla, qué locura!
 Yo creo, como extranjera que soy, que es una locura total, pero que merece la pena verla por lo menos una vez. Sus procesiones, sus pasos, sus penitentes, sus virgenes, sus cirios y todo el ambientazo que se crea en la ciudad. Repito, es una locura!
Este plato, con huevo, lo dedico a esta particular fecha del año, donde este alimento tan básico fue, ha sido y es un símbolo para muchas culturas, no sólo la católica.
El huevo es símbolo de la Pascua, de la resurrección de Cristo, aunque no hay que olvidarse de que realmente su significado se encuentra en otras tradiciones, muy antiguas y de origen más bien pagana. 
Caterina II de Rusia
El huevo es símbolo de vida y de origen: en las culturas orientales, sobre todo entre chinos y persas, el huevo representaba la fertilidad y el retorno a la vida, ya que era el regalo que se hacía en ocasión de las fiestas de primavera.
El huevo es también protagonista de la Pascua judía, cuando se recuerda el exodo desde Egipto hacia el renacimiento espiritual. La comida tradicional está cargada de significados: cordero, sacrificio, pan ácimo, penitencia, huevos,  vida.
El huevo llega así a la tradición cristiana representando representa la resurrección del Cristo ya la cáscara representa la tumba desde la cual Cristo resucitó.
Realmente es una obra maestra de la naturaleza, su aporte es parecido al de la carne y la yema es un concentrado de energía pura. De pequeña mi madre (pero sobre todo mi abuela) me la preparaba batiéndola con azúcar: salía una crema amarilla, muy rica.
Ha sido considerado también un alimento afrodisíaco: Caterina de Rusia ofrecía a sus amantes predilectos un fantástico plato energizante compuesto por tortillitas francesas con caviar.

Aquí la receta.


Para 4 personas
1 manojo de esparragos trigueros
5 huevos
Harina blanca/de maíz
100 gr de brie sin corteza
4 cucharas de leche
Pan rallado
Aceite para freír


1. Elimina la parte dura de los esparragos y ponlos a cocinarse al vapor durante unos 15'.
Mientras, en una cazerola de agua caliente, pon a cocinar 4 huevos exactamente por 5 minutos y 10 segundos. Saca los huevos y ponlos a enfriarse enseguida debajo de agua corriente. 
Para eliminar la cáscara ten mucho cuidado: el huevo no está muy hecho por dentro y quitarle la cáscara tiene que ser  un proceso bastante cuidadoso.

2. Bate el quinto huevo en un bol y empieza a pasar los huevos duros pelados en una mezcla de harina de trigo, harina de maíz y pan rallado. Hazlo dos veces.

3. Calienta abundante aceite de freír (yo usè aceite de oliva) y pon a freír los huevos, hasta que se queden bien dorados y, al sacarlos, ponlos en papel de cocina para que absorba el aceite en exceso.

4. Ahora la salsa: simplemente hay que poner a fundir el queso brie en taquitos en la leche.

5. Sirve los esparragos con la salsa y los huevos al lado. Me encantan abiertos con un toque de sal aromática y pimienta negra.



¡Qué aproveche!

Fuente: Revista Sale &Pepe, abril 2014
Foto cuadro Caterina de Rusia: http://www.unarosadoro.com

viernes, 21 de marzo de 2014

Coles de Bruselas..soja, pipas y albahaca

Esta es la segunda receta de coles de Bruselas que pongo, la primera fue Coles de Bruselas con brie y limón, y ya lo sè que no es exactamente una hortaliza que gusta a todo el mundo, pero a mí sí. Me encantan y además me parecen muy bonitas de ver.
Es también verdad que no los encuentro muy a menudo, ni en frutería a la que suelo ir ni en el supermercado, pero cuando los veo no me las dejo escapar...Total, el otro día, mirando cositas por Internet vi que una de las páginas que más me gustan de cocina, es www.bonappetit.com que siempre propone muchas recetas con un ingrediente en especial, en este caso eran las bonitas bolitas de Bruselas, y hay como 17 recetas diferentes mirando aquí.
Los ingredientes que utilizan no siempre son fáciles de encontrar, por eso he adaptado una de ellas a algo que podamos hacer sin muchos problemas, ya que pipas de calabaza o pipas de girasol, sésamo y nueces son ingredientes bastantes comunes y también es verdad que siempre tenemos, o por lo menos yo, salsa de soja.
Mi último toque ha sido la albahaca fresca...y si no la pongo yo quién la va a poner? ;) ;) 


Ingredientes 
1 bandeja de coles de Bruselas
2 cucharas de pipas y semillas variadas (calabaza, sésamo, girasol, lino, nueces, chía..), eso también depende del gusto de cada uno!
2 cucharas de aceite E.V.O.
2 cucharas de salsa de soja
3 hojas de albahaca fresca

1. En primer lugar pon las coles a enjuagar, escúrrelas, y quitas el principio del rabo y las hojas más externas. Ponlas a hervir en agua caliente durante uno 7-10 minutos aprox.

2. Escúrrelas y espera otros diez minutos para que se enfríen, corta la mitad de ellas y el resto déjalo entero.

3- En una sartén pon a calentar el aceite, en cuanto esté caliente, vierte las semillas y tuestalas un par de minutos. Echa así las coles, salteándolas y ya lo siguiente es añadir la salsa de soja sin dejar de saltearlas. 

4. Apaga el fuego y como último toque corta con las manos las tres hojitas de albahaca. 

Ya está!


¡Qué aproveche!

martes, 18 de marzo de 2014

Arroz integral con guisantes frescos y chipirones al limón

Lejos de proponer un Risotto o una Paella, que son temas delicados (jejeje), hoy propongo este plato de los colores primaverales...verde, amarillo, rosa, una especie de jardín justo ahora que Sevilla goza de unas temperaturas fantásticas y el olor a azahar llena sus calles, está claro que han llegado las mejores dos semanas del año, el perfume tan dulce e intenso de los naranjos en flores es algo indescriptible. 
Hay que vivirlo por lo menos una vez.

Un plato nada complicado, se tarda una media hora- 40 minutos aproximadamente en preparar.


Ingredientes para 2 personas:
Guisantes:
150 gr de guisantes frescos (o congelados, eso depende de tu tiempo)
1 cebolla
2 cazos de caldo vegetal
perejil
Aceite E.V.O.
Arroz:
100 gr de arroz integral
50 gr de lentejas escurridas
Curry
Aceite E.V.O.
Chipirones:
500 gr de chipirones limpios
1 diente de ajo
El zumo de 1 limón
Aceite E.V.O.

Sal y Pimienta

1. En un cazo pon a sofreír un poco de aceite, bueno dos o tres cucharas para entendernos, la cebolla cortada fina. En cuanto esté blandita echa los guisantes pelados y mezcla unos minutos para que se mezclen bien con la cebolla. Hecho esto, añade un caldo vegetal ligero hasta que cubra todos los guisantes y deja hervir a fuego lento hasta que el caldo casi desaparezca. Apaga y añade la sal (si hace falta) y un buen puñado de perejil picado.

2. Pon a hervir abundante agua salada y nada, echa el arroz hasta que esté en su punto. Escurre y pásalo a una sartén donde habrás puesto a sofréir un poco de aceite con un diente de ajo, añade las lentejas, un toque de curry y pimienta hasta que quede bien crujiente.


3. Los chipirones...qué fáciles!Pues los mismo, aceite en una sartén con ajo picado, una vez dorado le echas los chipirones (yo los puse enteros, me gustan más), espera un minuto y vierte el zumo del limón, pimienta y en un par de minutos los tendrás listos.

Sirve poniendo una capa de guisantes, una de arroz y los chipirones bien calentitos por encima.
Et voilá!


¡Qué aproveche!