viernes, 4 de octubre de 2013

Pasta Carbonara (spaghetti etc..)

La semana pasada estaba leyendo un articulo muy gracioso sobre el maltrato a la Paella de "El Comidista"(os dejo el enlace), donde salían las peores versiones y las peores fotos de este plato tan típico y tan famoso en todo el mundo. 
La Paella es uno de los platos más conocidos a nivel internacional, creo que junto al Gazpacho, y que viven, los pobres, auténticas barbaridades. 
Yo misma el año pasado vi a un chino echar al gazpacho un puñado de canela molida....me entraron escalofríos.... 
Lo mismo pasa a la pobre pasta a la Carbonara: no sé el porqué, pero en el mundo la gente se cree que los italianos no podrían vivir sin la nata liquida...nata en la bechamel, en el risotto (aquí con mariscos, de esparragos blancos, de boletus y de calabaza), en el tiramisú y en la carbonara también.
Pues, ninguno de estos platos lleva nata.
La Carbonara es un plato típico de la región del Lazio, Roma para entenderse, y su origen, como siempre en estos casos, es turbia. 
Bueno, entre las diferentes versiones voy a contaros la que parece más probable y que aparece en la enciclopedia de la gastronomía de Marco Guarneschello Gotti.
Parece que cuando Roma fue liberada el hambre era extrema y que uno de las pocos alimentos disponibles eran los que venían en las raciones militares, distribuidas por las tropas aliadas: entre estos alimentos había huevos (en polvo), bacon (ahumado) y parece que alguien pensó en mezclar estos ingredientes con la pasta y crear así ese famoso plato.
Parece que el nombre sale de una preparación antigua parecida en la que se usaba tinte de calamar, así que la pasta, por el color, parecía la cara de un minero de una mina de carbón.


Ingredientes para 2 personas:
200 gr de pasta (spaghetti)
2 huevos (un huevo a persona, siempre!)
3 cucharas de queso de oveja curado rallado (o percorino romano)
100 gr de bacon ahumado (pancetta affumicata mejor, es la original de Roma)
Sal
Pimienta negra, mucha!

1. Pon a hervir un litro y medio de agua con una cuchara de sal.

2. Corta el bacon en tiras. Calienta muy poco aceite E.V.O. en una sartén y pon las tiras, a fuego lento, hasta que estén crujientes (pero no quemadas...)

3. En un bol bate los huevos, el queso rallado y la pimienta.

4. Cocina la pasta y, en cuanto esté hecha, escurrela y pásala por la sartén con el bacon hecho, un par de minutos, a fuego lento.

5. Apaga el fuego, espera un par de minutos, y echa la salsa de huevos, mezcla bien y con cuidado, tiene que salir cremoso, no espeso.
 Pon en el plato para servir y que cada comensal le eche pimienta negra a su gusto.

Ya está!

¡Qué aproveche!

8 comentarios:

  1. Deliciosa¡¡¡, yo la hago con nata , pero la autentica carbonara es como la has echo tu,yo la he probado por una pareja italina y estaba buenisima¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  2. Es siempre un plato delicioso y que no puede faltar en nuestra dieta.Besos y gracias por el enlace de las paellasss jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Me encantan esos platos de pasta que aunque sencillos son...deliciosos....esa receta me parece genial...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Como tientas!...ya no como panceta....pero esta pasta me encanta!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  5. Hola guapi!!
    QUe rica esta receta, tiene una pinta estupenda
    Quería invitarte a ti y a todo el que quiera participar a mi concurso de recetas
    El premio os va a encantar y participar es muy fácil.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa,
    Y lo que le gustan a mis hijos la carbonara...la falsa y la verdadera...El mayor que vive en Roma me dice que casi hay versión por sitio al que va...
    Un besote muy fuerte,
    Mar

    ResponderEliminar
  7. QUerida Valentina: Primero te digo que me fascina la pasta carbonara, es mi favorita sinceramente, tan sencilla y deliciosa. Y en cuanto a tu pregunta: los polvos de hornear son la levadura química, en realidad puedes poner una cucharadita de cremor tártaro también, pasa que esa receta de merengues era de la de mi madre y creo que para ella era difícil encontrar cremor donde vivíamos y entonces usaba el eterno "royal". besitos

    ResponderEliminar